Flores y plantas aromáticas, cómo debe oler tu jardín

De las virtudes del romero puede escribirse en un libro entero.

Popular

Cómo debe oler tu jardín

Hemos hablado en otras ocasiones sobre la importancia de disfrutar de un jardín “para los sentidos” donde el bienestar que tu jardín te reporte sea lo más sensorial posible y abarque la vista, el oído y, por supuesto, el olfato. De ahí la importancia de escoger las mejores plantas y flores aromáticas, que además cumplan también con la función estética tan importante en tu jardín.

Qué se consideran flores y plantas aromáticas.

Son aquéllas que se diferencian de otras plantas y flores por su fragancia o buen olor. Deber tener un aroma agradable y servir para perfumar las estancias y espacios en los que se cultiven o en la comida a la que se añaden, en cuyo caso cumplirán también una función culinaria.

Flores aromáticas

Empezaremos primero con las flores, hay muchísimas entre las que elegir pero haremos una pequeña selección, las más fáciles de encontrar en el mercado y también de cuidar para que escojas conforme a tu estilo.
Jardines con Vida

El jazmín real (Jazmimun officinalis)

El emperador de los jardines y nunca falla. Es una de nuestras primeras elecciones cuando pretendemos llenar un espacio de buen aroma. Fácil de cultivar y cuidar, apenas tiene requerimientos y da mucho más de lo que recibe. Si bien hay muchas variedades, la de aroma más intenso es la variedad Jazminum officinalis, también llamado jazmín real.
Jardines con Vida

Características

Aroma intenso y dulce, sus flores blancas y de aspecto delicado invadirán las noches de verano de tu jardín. Perfecto como trepadora, si bien deberás guiarla para que cubra la zona deseada.
Pixabay

Cuando es el mejor momento para cultivarlas

En climas benignos, no se pueden dar en climas fríos o continentales, tampoco en zonas lluviosas, cualquier momento es bueno porque es una planta de cultivo anual.

Qué cuidados necesitan

Lo más importante es que se cultive en un lugar de plena exposición solar, suelo bien drenado y riego moderado. Si quieres conseguir que florezca de forma abundante debe crecer sin recortes, con su porte silvestre y una poda anual en los meses de invierno para su regeneración y desarrollo.

La gardenia (Gardenia jasminoides)

Siguiendo con flores de tonalidades blancas, no podemos olvidar la gardenia. Potente, bella y delicada.
Jardines con Vida
Es un arbustos, sobrio y con hojas de un verde intenso si bien su mayor atractivo reside en su flor, cuya floración nos regala dos veces al año. Es también de aroma embriagador, ligeramente dulce pero más cítrico que el jazmín. A nosotros nos fascina por lo bella y elegante además de fragante.
Jardines con Vida

Qué cuidados necesita

Es un arbusto que funciona bien a semisombra y en climas más lluviosos y frescos alcanzará un mejor desarrollo, por lo que si la cultivas en ambientes más cálidos deberás regarla con abundancia. Tolera mal los suelo calcáreos y necesitará de un aporte extra de quelato de hierro y abonados frecuentes.

La rosa (Rosa + variedad)

Magnífica decorando un jardín, no solo por lo fragante sino por la delicada belleza de sus flores, que puedes encontrar del color que imagines porque hay infinidad de variedades puras e híbridas que harán tus delicias.
Jardines con Vida
Su aroma, más floral y suave, también sutil ya que para apreciarlo deberás acercarte a ellas, no invade el jardín como otras opciones florales.

Cuándo es mejor cultivarlas

Si bien ya hemos hablado de forma más exhaustiva en un artículo de este blog, lo que te recomendamos es que vigiles bien estos 3 aspectos fundamentales:
  • suelo bien drenado para que no se encharque el agua en sus raíces,
  • poda severa dejando la planta en sarmientos hacia finales de enero cuando está en letargo,
  • control de plagas, pues son muy susceptibles de “pillar” de todo: pulgones, y por ende hormigas, araña roja y el hongo oídio se ceban especialmente en las bellas rosas.
Y, lo más importante ¡plantarlas siempre donde reciban la luz del sol, mejor si es al abrigo de vientos!
Jardines con Vida
Las rosas son otra elección imprescindible si quieres un jardín con aromas agradables.

Plantas aromáticas

Romero (Rosmariuns officinalis)

Tienes que tener un romero en tu jardín. Sin excusas. Es aromático, culinario y medicinal. Vamos, que no se le puede pedir más. En su variedad Rosmarinus prostratus, además, podrás disfrutar de su vertiente más decorativa. En climas cálidos florece durante meses con una delicada flor azulada y para disfrutar de su olor a monte mediterráneo, como en todas las plantas, solo tienes que estrujarlo levemente entre tus dedos.
Imagen de jhenning Pixabay

Qué cuidados necesita

¡Pocos! Plantarlo donde más horas de sol diarias reciba y alguna cosa más que te contamos seguidamente. Se desarrolla bien en suelos pobres y no precisa de mucha agua. Drenaje y poca humedad para evitar los hongos. Nos necesita nada más que una ligera poda de control y lo puedes utilizar en tu cocina, en la decoración de tu casa y como aceite esencial, cortando ramitas y dejándolas macerar en aceite de almendras dulces durante un mes, en un recipiente de cristal en un lugar seco y oscuro.

Tomillo (Thymus vulgaris)

Al igual que el romero, es poco exigente. Sol abundante, agua escasa y nada de recortes y podrás gozar de esta humilde planta aromática que hará las delicias de tu jardín, de tu cocina y de tu botica si eres de remedios naturales.

Lavanda (Lavandula angustifolia)

No se puede hablar de plantas aromáticas sin mencionar la lavanda, o espliego como se llama a la variedad de Lavandula dentata en algunas zonas. Su intenso perfume a limpio, a veranos en pueblos mediterráneos y a prados mecidos por una suave brisa están en el imaginario común y evoca siempre a vacaciones y buen tiempo. A pesar de ser una planta rústica y de escasos cuidados siempre le dará a tu jardín un aspecto elegante y sobrio, un clásico que nunca pasa de moda y con el que acertarás en cualquier rincón de tu estancia verde, ya sea plantada en suelo en macizo o en maceta.

Cómo cultivarla y cuidarla

En suelos ligeramente arenosos y, como buena aromática, bien drenados. El exceso de agua es un enemigo declarado de las lavandas, que serán más aromáticas cuando menos se rieguen y abonen. Algo importante en el cultivo de esta maravillosa aromática es su poda, que deberá ser contenida y poco agresiva a finales de otoño. La exposición solar y al abrigo de los  vientos son un must en su cuidado.

Albahaca (Ocimum basilicum)

¿Qué podemos decir de esta maravillos planta aromática? Los italianos han hecho un verdadero culto deídico de ella. Tiene un aroma inimitable, fresco, penetrante y que recuerda al de la planta del tomate.

Cuidados

Es una planta de temporada, que se empieza a cultivar en primavera y agoniza al final del verano pues se espiga con facilidad. Necesita mucho sol y riego abundante pues sus hojas son prácticamente agua. Si quieres disfrutar de ella durante los meses estivales, no olvides pinzarla, cortando las ramas por encima del nudo de las ramitas para que siga creciendo.

Hierbabuena (Mentha spicata)

Si eres fan incondicional de la albahaca, no lo serás menos de la hierbabuena. Su aroma fresco, potente y mentolado no dejan indiferente. La puedes utilizar para refrescar bebidas frías como cócteles, aromatizar las calientes como el té verde, y en guisos y ensaladas como los tabulés. Hay infinidad de recetas, te recomendamos que pruebes alguna. Lo que la hace indispensable en cualquier jardín es la facilidad de su cuidado. Te contamos cómo.

Cómo cuidarla

Mantenerla siempre al sol, tolera bien la semisombra si mantiene al menos 4 horas de sol. Riego abundante, sin encharcar, y temperaturas altas. Y, ¡atención! Mantenerla a raya pues es muy invasiva y si te descuidas colonizará todo el espacio. Corta las ramas secas y envejecidas también para que además de no invadir, se mantenga saludable y crezca compacta. Truco: las hojas cortadas, ligeramente machacadas y congeladas en una cubitera te permitirán utilizarla a lo largo de todo el año.

Algunas recomendaciones

  • Cultívalas siempre a pleno sol.
  • Distingue entre plantas aromáticas que requieren riego abundante, que suelen ser las de temporada (albahaca, menta, hierbabuena, perejil y cilantro) de las que no (romero, tomillo y salvia). Para distinguirlas puedes fijarte en donde crecen de forma silvestre, si en monte seco o en zona húmeda.
  • Suelos bien drenados, evitando encharcamientos.
  • ¿Quieres consumirlas durante todo el año? Consérvalas en aceite y en frigorífico. Las disfrutarás 365 días.

¡A disfrutarlas!

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on email