Los sabores de siempre

 

SABORES DE SIEMPRE

Desafío

Uno de los retos que se nos plantean como paisajistas es superar el «esa planta la tenía mi abuela» porque condenaría a muchas especies al rechazo.

Trucos

En Valencia tenemos un clima muy benigno en invierno pero complicado en verano para el cuidado de algunos jardines, a las altas temperaturas se le suma un grado de humedad elevado y eso es el disneylandia de los hongos.

Precisamente por esas características climatológicas, las plantas de las abuelas suelen funcionar muy bien: por su adaptación, escaso mantenimiento y bajos cuidados, pero eso sí, combinándolas con otras especies y eligiendo bien el soporte, unos maceteros modernos o XL pasaremos de un efecto viejuno a algo sofisticadamente retro. 

Y tú, ¿te atreves?

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on email