¡Bienvenido, otoño!

La entrada del otoño hace unos días nos recuerda que hay que adaptar los jardines a la nueva estación.  Es imprescindible una buena puesta a punto:
  • Revisar los programadores de riego y adecuarlos a las lluvias y a la temperatura.
  • En el Mediterráneo, el otoño supone una nueva primavera corta al templarse las temperaturas, por lo que es recomendable abonar los jardines.
  • Y por último y muy importante, con la caída de las hojas, es vital eliminarlas del césped para evitar enfermedades de éste con su pudrición.
 
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on email