Cómo recuperar un jardín seco

Quien ha aprendido a cultivar ¿no aprendió, al mismo tiempo, a ser paciente?
H.L.V. Fletcher (escritor inglés)
 

Es posible que en los últimos tiempos hayas decidido que es hora de abandonar la ciudad y establecerte en el campo. Incluso estés pensando en recuperar ese viejo terreno de la familia que está un poco abandonado.

Si has respondido que sí pero te asusta lo que tienes por delante, tenemos que decirte que no es tarea imposible pero necesitarás de tiempo, dedicación y una inversión económica.

En ocasiones nos encontramos con un jardín que necesita una renovación total, bien porque, como decíamos antes, viene con la casa que acabamos de comprar y necesita una reforma o porque por alguna circunstancia no se ha cuidado de él y esté seco.

En cualquier caso, ha llegado el momento de actuar y devolverle la vida a tu jardín, te contamos cómo recuperar un jardín seco.

Cuándo hablamos de un jardín seco

Un jardín normalmente estará seco cuando  lo parezca. Aunque esto pueda parecer una obviedad no siempre lo es. Un jardín seco es un jardín falto de agua pero también puede ser un jardín sin vida. Para evaluar en qué estado está el jardín, si su situación es irreversible o, por el contrario, hay lugar a la esperanza; habrá que observarlo con detenimiento.

La primera actuación es hacer un análisis de la situación y un inventario de la vegetación. Ello nos ayudará a determinar qué medidas hay que tomar.

Como hemos  dicho, en ocasiones los jardines en estado de abandono pueden parecer secos pero eso no significa necesariamente que estén muertos. Un jardín falto de cuidados y de riego puede recuperarse, al igual que una pradera, que si es de grama, puede estar invadida de hierbas adventicias, incluso con calvas, pero es bastante probable que cuando empiece recibir agua y cuidados, brote.

Una de las formas de probar si un jardín está totalmente seco será comprobando si lo están los árboles al ser la especie vegetal de mayor envergadura y resistencia.

Imagen de Kevin Rohan Thomas en Pixabay

Rasca con un cuchillo una rama y comprueba si está verde. En caso de ser así, significará que el ejemplar vive. En caso de que lo veas marrón probablemente se haya secado. Otro indicio es la flexibilidad de las ramas, muévelas e intenta troncharlas, si se quiebran con facilidad y suena un crujido seco, será señal de la muerte del árbol. En cualquier caso, y ante la duda, puedes regar durante un tiempo el ejemplar, si al llegar la primavera hay brotes verdes, significará que vive.

En el caso de la pradera, asegúrate de que se puede regenerar regando un pequeño espacio durante unos días, si se pone verde (salvo si es invierno) es que aún podemos hacer algo por recuperarla.

Por dónde tenemos que empezar

1.- Analiza qué partes del jardín te gustaría mantener y cuáles eliminar.

Un jardín debe ser un sitio donde disfrutar. Es importante tener claro de antemano lo que pretendes con tu estancia verde.

Jardines con Vida

No todo lo que hay en un jardín necesariamente debe salvarse, hay ocasiones en las que las plantas o árboles pueden seguir vivos pero estar enfermos, o mal ubicados y puede peligrar su supervivencia o tu seguridad. Decide qué esperas de tu jardín y cómo quieres que sea.

2.- Diferencia elementos constructivos de especies vegetales.

Saber con qué se cuenta, lo que se pueden aprovechar y lo que no es fundamental para recuperar tu jardín seco.

Jardines con Vida

En ocasiones, los alcorques y jardineras no tienen un buen drenaje, la tierra o el relleno no son los adecuados o simplemente no les llega el riego de forma adecuada. Averigua en qué situación se encuentran.

3.- Comprueba el sistema de riego.

Es fundamental que puedas garantizarle agua a tu jardín o todo el trabajo que hagas será baldío.

Jardines con Vida

 Lo más probable es que tengas que renovar las tuberías porque se hayan obstruido o cuarteado pero si hay un programador de riego, comprueba que funciona (no olvides cambiar las pilas, a veces solo es eso) y que se pone en marcha. Si no dispones de un sistema automático de riego, puedes empezar a regar de forma manual, pero te recomendamos que lo automatices.

4.- Limpia el terreno.

Desbroza a fondo, rastrilla las hojas secas y maleza.

Jardines con Vida

Airea el terreno, entrecava la tierra y descompáctala. Una vez hecho lo anterior, aporta mantillo y abona para nutrirla, pues necesitará de alimento para poder regenerar las plantas y árboles existentes. Un abonado orgánico y mineral serán imprescindibles.

5.- Poda y sanea árboles y arbustos.

Elimina ramas y hojas secas. Probablemente requieran una poda drástica para “empujarles” a la nueva vida. Recuerda cortar con cuidado y siempre por encima de yemas y nudos para facilitar el brote de hojas y ramas nuevas. A excepción de las coníferas que no regeneran, casi cualquier especie vegetal apreciará un saneamiento necesario para resurgir.

Jardines con Vida

Un vez estén podados y limpios, analiza su aspecto con atención para dilucidar si están afectados de hongos o plagas, en cuyo caso será imprescindible aplicar fungicida, acaricida o insecticida, según las necesidades que tenga.

6.- La pradera.

Para hacer un balance de la pradera de césped o grama, una vez comprobado que hay alguna posibilidad de regeneración será cortar las hierbas altaslimpiar de ramas secas y restos y posteriormente segarla con determinación. Una altura de unos 3 cm será suficiente para despejar el terreno y poder actuar sobre ella.

Jardines con Vida

 Escarificar será imprescindible: esta tarea ayudará a eliminar la masa seca que se acumule bajo el manto y a oxigenar la tierra. Posteriormente a ello tendrás que recebar/resembrar con la semilla adecuada y abonar cuidadosamente toda la pradera.

Cuánto tiempo vamos a tardar en recuperar un jardín seco

El tiempo necesario para recuperar un jardín seco dependerá del estado de abandono, el tiempo y conocimientos de que dispongamos y de una buena planificación.

Myriams-Fotos en Pixabay

 Cada tarea requiere de una época más conveniente para llevarla a cabo. Si bien la poda es aconsejable hacerla en otoño-invierno, el escarificado de la pradera precisa que se haga a finales de primavera. En cualquier caso, ten paciencia, un jardín es un organismo vivo que como tal tiene unos tiempos; constancia y buen hacer serán tus aliados, pero si quieres asegurarte de hacer las cosas bien, te recomendamos que te asesores de profesionales expertos.

Cuándo llamar a un profesional

Entendemos que no es una tarea fácil ni rápida, como hemos dicho requiere paciencia, inversión de tiempo y dinero, también unos conocimientos técnicos para un resultado más profesional. No es lo mismo recuperar un jardín seco para acondicionar temporalmente tu espacio exterior que crear un lugar acogedor en el que disfrutar con los tuyos.

Si pretendes tener un jardín duradero, que sea una parte importante de tu hogar y que perdure en el tiempo, entonces te aconsejamos que te pongas en manos de un profesional que sabrá darle forma a tu jardín para que tú solo te ocupes de una cosa: disfrutarlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on email