Los jardines en las Artes

ARTE Y JARDÍN

La jardinería es un arte que ha subyugado desde tiempos inmemoriales a partes iguales a artistas, reyes y todo tipo de personas sin importar su condición económica, social o cultural. A nosotros, que estamos fascinados por este arte del que hemos hecho nuestra vida y profesión, hemos pensado que te gustaría dar una pequeña vuelta por alguna de las distintas manifestaciones artísticas que hay sobre esta noble actividad de crear belleza a través del paisaje. Puesto que son innumerables y la muestra no tendría fin, hemos escogido nuestras favoritas para abrir boca.

 

¿Te gusta el cine?

Seguro que sí, porque la contrapregunta podría ser ¿a quién no? Si eres de los que amas el 7º arte y además eres un apasionado del paisajismo y la jardinería, no te pierdas los siguientes títulos.

Los jardines del rey (2015)

Resumen: bajo el reinado de Luis XIV, Sabine de Barra, una paisajista de la época recibe el encargo de parte del gran André Le Nôtre de supervisar la creación del salón de baile del jardín de Versalles o Bosquet des Rocailles, y crear un lugar a la altura de las suntuosas celebraciones a las que acostumbraba el monarca. Una tarea que la llevará al ojo del huracán de las intrigas palaciegas.

Nos gusta especialmente porque cuenta la historia falsa de una mujer que desafía a la sociedad de la época no solo trabajando, algo totalmente impensable para su condición femenina, sino que además lo hace en algo tan masculino (aún hoy, aunque afortunadamente menos) como el paisajismo. En cualquier caso es una maravillosa oportunidad para admirar los espléndidos jardines de Versalles.

https://www.youtube.com/watch?v=t-ARIBi3cxs

 

El jardín de la alegría 2003

Resumen: una mujer acomodada de mediana edad, muy inglesa y muy imperturbable, cuya única pasión es la jardinería queda repentinamente viuda. Ante las acuciantes deudas de una situación económica ruinosa que desconocía decide cambiar el cultivo de las orquídeas por el más lucrativo negocio de la marihuana ayudada por su peculiar jardinero.

Te recomendamos este delicioso film por su frescura y sutil humor inglés. Memorable la escena del colocón colectivo.

https://www.youtube.com/watch?v=plWemSaYato

Si lo tuyo es más la literatura, elige cualquiera de estas novelas…. no te decepcionarán

  • El Tulipán Negro. Alexandre Dumas

Resumen: “Los hermanos De Witt, protegidos del gran rey Luis de Francia, encuentran la muerte a manos de la enloquecida población de La Haya, que los cree culpables de conspiración. Pero antes de morir dejan a su ahijado Cornelius unos comprometedores documentos que lo llevarán a la cárcel. Allí, en compañía de la joven Rosa, se afanará en conseguir lo que más desea en el mundo: el bulbo del tulipán negro”.

Si ya tienes una edad, sin duda te evocará los tórridos veranos de siesta obligatoria en las que la única forma de escapar al tedio era sumergirse en una aventura que te hiciera emocionar, como este clásico.

  • El Amante Japonés. Isabel Allende

“La historia de amor entre la joven Alma Belasco y el jardinero japonés Ichimei conduce al lector por un recorrido a través de diversos escenarios que van desde la Polonia de la Segunda Guerra Mundial hasta el San Francisco de nuestros días «A los veintidós años, sospechando que tenían el tiempo contado, Ichimei y Alma…” y así empieza la sinopsis oficial de este libro en el que nosotros destacaríamos que la pasión arrolladora que Ichimei sintió por Alma solo fue igualada a la que experimentó por la jardinería.

  • El Jardín Secreto. Frances Hodgson Burnett

Es un libro escrito en la primera mitad del pasado s. XX, que aunque aparentemente destinado al público infantil es uno de esos libros que no tienen edad para leerlo y con el que te identificas tengas lo años que tengas. En muchos autores ingleses, sobre todo autoras, es raro que no haya un culto casi reverencial por la naturaleza o por esta representada en los jardines. Para los amantes de los jardines so British.

Para que tengáis un pequeño incentivo que os decida a leerlo, aquí va un breve resumen:

“Una epidemia de cólera en la India colonial mata a los padres de Mary y la deja huérfana. Mary vuelve al Reino Unido a vivir con un tío suyo llamado Archibald Craven, viudo y con un hijo enfermo, en una lujosa mansión de Yorkshire, en la que viven sumidos en un ambiente irrespirable. Para mayor desasosiego se le unen las malas artes de la señora Medlock, la estricta ama de llaves . Sin embargo, descubrirá un refugio para ella y sus nuevos amigos: Colin, su primo discapacitado y caprichoso, Dickon, un muchacho ingenuo, bondadoso y gran protector de los animales, Los tres niños, con su buen corazón y el petirrojo rehabilitan el lugar que a su vez les ayudará a construir una relación especial, que cambiará sus destinos para siempre”.

 

  • La Edad de la Inocencia. Edith Wharton

Edith Wharton fue una apasionada de los jardines. Apasionada visual, se entiende, pues no le vemos mucha pinta de echar mano del rastrillo, era lo que hoy llamaríamos una paisajista. Con cierta reputación en este ámbito que compaginó con la literatura y el periodismo, diseñó los diferentes espacios verdes de varias de sus casas y podemos apreciar la idea que esta precursora del diseño de jardines tenía del arte del paisajismo pues así lo refleja en sus obras, como la que podemos ver en La edad de la inocencia, o en sus libros de viajes, Villas y jardines de Italia, en las que plasma perfectamente la idea de la belleza dentro de la utilidad.

                         

Y de un arte, pasamos a otro: la pintura, en la que podríamos destacar un sinfín de obras que rinden culto y homenaje a los jardines, al paisaje ordenado y creado con el fin de reproducir la naturaleza pero como vivir es elegir, hemos escogido esta pequeña pero nutrida representación.

Joaquín Sorolla

Fue un gran pintor valenciano, admirado y aclamado tanto en vida como póstumamente. Grandemente influenciado por los pintores impresionistas a los que conoció en su viaje a París y que le influyeron tanto como para dar un notorio giro a su estilo, es sin duda un enamorado de la naturaleza y del espacio exterior, donde llevaba a cabo sus obras impregnándose de su influencia y que tan bien reflejaría al final de su etapa como pintor donde los temas de paisajes y jardines fueron recurrentes. Además de sus famosos cuadros de mar, playas, barcas, niños y pescadores fue también un singular pintor de jardines. Este artista, diseñó para su casa de Madrid un jardín mediterráneo, inspirado por los jardines valencianos llenos de naranjos, donde reprodujo pictóricamente el aroma del azahar, con sus colores característicos y esa luz mediterránea que le persiguió y que es la insignia de su obra.

«Fuente y rosal de la Casa Sorolla» (1918-1919)

«Jardín de la Casa Sorolla» (1918-1919)

Claude Monet

De él se ha dicho que es el “artista-jardinero por excelencia” y su obra estuvo marcada por esta pasión paisajística. En su casa de Giverny, convertida en museo, diseñó los jardines que la circundan de inspiración japonesa y en los que plantó distintas especies exóticas como nenúfares, ginkgos, sauces, peonías y arces. El clima normando facilitó, sin duda, su buen desarrollo. Lo más relevante de estos jardines no solo fue su diseño sino la difusión e inmortalidad que han alcanzado gracias a su repetida reproducción en una gran parte de sus obras, que nos han permitido disfrutarlos hasta que podamos visitarlos personalmente en ese rincón de Normadía.

No podemos terminar este modesto homenaje sin hacer alusión al jardín pictórico más conocido e importante de la historia del arte.

El Bosco

El jardín de las delicias es el nombre con el que se conoce a la obra más representativa del pintor holandés Jheronimus Van Aken o Hyeronimus Bosch.

El misterio que envuelve a esta obra la hace una de las más atrayentes, fascinantes y estudiadas de la historia del arte. También es una de las más visitadas en el Museo de El Prado de Madrid, donde forma parte de la exposición permanente. Como creemos que merece una consideración especial, os invitamos a que profundicéis en ella a través del enlace de dicho Museo.

https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/triptico-del-jardin-de-las-delicias/02388242-6d6a-4e9e-a992-e1311eab3609

 

¿A que la vida sin belleza y sin arte no se disfruta tanto?

Deja un comentario